JÓVENES PRODUCTIVOS LANZA 400 VACANTES DE CAPACITACIÓN EN LIMA, AREQUIPA E ICA PARA EL 2018


En el marco de las actividades por el Día Internacional de la Persona con Discapacidad, el Ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Alfonso Grados Carraro, anunció que el programa Jóvenes Productivos brindará 400 vacantes de capacitación para la inserción laboral a jóvenes con discapacidad de las regiones Lima, Arequipa e Ica, durante el 2018.



“Un ámbito clave para la inclusión de las personas con discapacidad lo constituye el empleo, porque les permite alcanzar una vida autónoma e independiente; además de generar avances significativos en el desarrollo económico, social y humano para la erradicación de la pobreza en nuestro país”, dijo Grados Carraro.



Los cursos que se dictarán son: reponedores, teleoperadores, asistente administrativo, operador logístico, auxiliar de reparto, operador industrial, asistente de caja, operario de producción y auxiliar de almacén, los cuales son altamente demandados en el mercado laboral.



El titular del MTPE participó en una clase demostrativa del curso de reponedor que se dicta en el Instituto Nacional de Investigación y Capacitación de Telecomunicaciones (Inictel) en San Borja, donde los jóvenes con discapacidad intelectual demostraron sus habilidades para la técnica y demostración de productos.



Destacó que las empresas como Tottus, Mapfre, Pamolsa, Chocolates Perú y Yobel han mostrado interés en cubrir sus puestos laborales con jóvenes con discapacidad.



Asimismo, la Directora Ejecutiva del Programa Nacional de Empleo Juvenil “Jóvenes Productivos”, Elena Morales- Bermúdez Delgado enfatizó que entre enero y noviembre de 2017, el programa logró insertar laboralmente a 446 personas con discapacidad.



De esta manera, se reafirma el compromiso del sector de trabajar en beneficio de las poblaciones más vulnerables, destacó la Directora Ejecutiva.



Es importante mencionar que el programa Jóvenes Productivos busca desarrollar y fortalecer las competencias laborales y de emprendimiento de los jóvenes entre 18 a 29 años en situación de pobreza, pobreza extrema o vulnerabilidad, a fin de facilitarles el acceso al mercado de trabajo formal.